Inicio Biografía Trayectoria Contacto Buscador  

 

 

Director General del IMSS: 1993 – 2000

Discurso pronunciado en el Informe de Labores ante la LXXIV Asamblea General Ordinaria del Instituto.

México, D F, enero 19 de 1994.

 

  • Los esfuerzos que se llevan a cabo han estado siempre orientados a garantizar servicios de salud oportunos y de alta calidad para la población, y el ofrecer pensiones dignas y suficientes, como compromisos ineludibles del Estado mexicano a través de la concurrencia solidaria de los sectores productivos.


  • Aunado a estos objetivos se encuentra un concepto integral de Seguridad Social, asentado en la Constitución y en nuestro propio ordenamiento jurídico La finalidad del IMSS es garantizar el derecho humano a la salud, la asistencia médica, la protección a los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo.


  • Con orgullo podemos decir que protegemos a 50 millones de mexicanos y estamos presentes en el 86% de los municipios del país. De esta población aproximadamente 39 millones pertenecen al régimen ordinario y 11 millones al Programa IMSS-Solidaridad.


  • Destaca al final del quinto año de esta administración el avance en cobertura que se hace evidente en el número de asegurados a que otorga servicios el Instituto. Los asegurados permanentes registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social al mes de diciembre de 1993, ascendieron a 10 millones 48 mil 103; es decir, 221% más que al principio de la administración. Esto significa que la población asegurada, en estos años, ha crecido a un ritmo casi dos veces mayor que el de la población en general.


  • Nuestro Instituto desde su primera intervención ante esta Asamblea, cuando propuso fortalecer acciones en cuatro frentes esenciales:


1. Consolidación de la autonomía financiera y solvencia económica del Instituto, como condición para la expansión de los servicios.


2. Elevar la calidad y calidez en la prestación de los servicios a la población asegurada.


3. Fortalecer la concertación entre Obreros, Empresarios y Gobierno, con el objeto de intensificar programas en favor de la seguridad y el bienestar de los trabajadores.


4. Descentralizar las acciones de medicina preventiva, enfatizando la promoción y cuidado de la salud, de manera de acercar estas acciones a la vida de comunidad.


  • Se llevó a cabo un intenso proceso de revisión de nuestra estructura jurídica, que culminó con la presentación de una iniciativa de reforma que cumplió tres grandes propósitos:


  1. El primero se refiere a la consolidación del equilibrio financiero de cada ramo de seguro, actualizando los montos de las aportaciones de todos los Sectores.


  1. El segundo, se orientó a fortalecer al Instituto como organismo fiscal autónomo, ampliando sus facultades y permitiéndole contar con los instrumentos necesarios para proteger los derechos de los trabajadores.


  1. El tercer propósito se encaminó a precisar los conceptos jurídicos y de administración con la finalidad de ofrecer mayor certidumbre tanto al aportante como al beneficiario, para disminuir así interpretaciones erróneas y querellas innecesarias.


  • De no haberse llevado a cabo estas modificaciones, los ingresos del Instituto, para el ejercicio que se informa, difícilmente habrían alcanzado para cubrir sus egresos, situación sin par en su larga y fecunda trayectoria.


  • Estas modificaciones contribuyeron a que los ingresos en 1993 ascendieran a 34 mil 123 millones de nuevos pesos. En el mismo periodo, los egresos institucionales fueron de 32 mil 477 millones de nuevos pesos. Es de resaltarse que del remanente de mil 646 millones, mil 128 se invertirán en reservas financieras con lo que se reinicia, con decisión, el indispensable e impostergable proceso de capitalización del IMSS.


  • Se tomó la resolución de dar definitivamente autonomía a las finanzas de cada uno de los ramos de seguro, finalizando así el proceso de transferencia de recursos del seguro de IVCM a otros seguros, principalmente al de Enfermedades y Maternidad.


  • En 1993, el monto de las pensiones otorgadas fue de 7 mil 479 millones de nuevos pesos; el de los subsidios ascendió a mil 483 millones; y el de las ayudas para gastos de matrimonio y funeral totalizó 34 millones.


  • Como resultado de las diversas reformas legales, se ha establecido el sistema de pensiones dinámicas que se actualizan simultáneamente al salario mínimo, lo que garantiza que su valor real no vuelva a afectarse.


  • El Presupuesto de Ingresos para 1994 se espera sea de 40 mil 32 millones de nuevos pesos, lo que significará un incremento de 17.3% con respecto al periodo anterior.


  • Por su parte, los Egresos ascenderán para este año a 37 mil 65 millones de nuevos pesos, lo que generará un remanente de 2 mil 967 millones, de los cuales se invertirán dos mil 111 millones de nuevos pesos en reservas financieras.


  • Como puede observarse en el presente ejercicio, como resultado de las reformas a la Ley, los Ingresos crecerán a una tasa superior a la de los Gastos, con lo que se avanza con hechos en el saneamiento y fortalecimiento financiero del Instituto.


  • La dinámica de nuestro país nos obliga a contar con mayor número de instalaciones para brindar servicios de calidad a una población en constante crecimiento.


  • En este sentido, el Instituto ha vivido en el último lustro una etapa de intenso crecimiento. Como resultado de la firme convicción del Gobierno Federal de llevar los servicios de salud del IMSS a todos los espacios donde se necesitan, se inauguraron entre el Régimen Ordinario y el Programa IMSS-Solidaridad, en los últimos cinco años, mil 126 unidades de primer nivel. Esto equivale a que cada dos días hemos construido una unidad de primer nivel. La ampliación de la infraestructura se cumple con hechos; los trabajadores mexicanos, los campesinos y sus familias tienen hoy 33% más de clínicas donde atenderse que en 1989.


  • Con la infraestructura existente se impartieron en el año 86.9 millones de consultas, la cifra más alta registrada hasta la fecha; se registraron 1.8 millones de egresos hospitalarios y un millón 224 mil intervenciones quirúrgicas, es decir, un promedio de más de 3 mil 300 cirugías por día.


  • Se practicaron 80 millones de análisis clínicos, 9 millones de estudios radiológicos, y 4.5 millones de sesiones de rehabilitación.


  • Con un promedio de 85.6%, la ocupación hospitalaria está en niveles de máximo aprovechamiento.


  • Los días de estancia por paciente se han optimizado a promedios menores de 5 días, lo que se traduce en una mejor utilización de nuestro recurso hospitalario Mientras que en otros países, cada cama atiende entre 30 y 40 pacientes al año, las nuestras atienden 60, sin menoscabo de la calidad.


  • Los logros en salud pública son, entre otros, la continuidad del Programa de Vacunación Universal a menores de 5 años, con una cobertura de 90.8% de esquemas completos.


  • Para bienes de inversión se destinaron 371 millones de nuevos pesos, que si bien representan un 30% más que el año anterior.


  • En materia de planificación de recursos humanos se implementaron estrategias de optimización del gasto de servicios de personal, mismas que permitieron mantener el equilibrio en el índice de 34.6 plazas por cada mil asegurados.


  • De acuerdo con el Programa de Expansión de Guarderías, en 1993 iniciaron operación 37 nuevas unidades que representan un aumento aproximado del 10%, respecto del ejercicio anterior.


  • El Programa IMSS-Solidaridad: Financiado en su totalidad con recursos que aporta el Gobierno Federal, hoy cuenta con casi 11 millones de solidario habientes que reciben servicios de salud en las comunidades más apartadas y marginadas del país.


  • En los últimos cinco años, mil 69 Unidades de Medicina Rural Familiar, lo cual significa un incremento en instalaciones de este tipo del 46% en lo que va del sexenio.


  • Solidaridad impulsa un sistema de salud integral con 12 mil 392 comités de salud y solidaridad; 94 mil 77 promotoras sociales voluntarias rurales; 18 mil 90 terapeutas tradicionales; y cinco mil 587 asistentes de salud.


  • El nuevo modelo propuesto denominado Medicina Familiar Siglo XXI, se constituye como una gran oportunidad para dignificar la labor del médico familiar en beneficio de los millones de usuarios que acuden a nuestro primer nivel de atención y en donde encuentran solución a más del 85% de sus problemas de salud.


  • Bajo este modelo, se sistematiza a nivel de Unidad Médica el control de la vigencia de derechos; el establecimiento de la cita previa; la consulta rápida al expediente de cada paciente; ahorra tiempos, hace más segura la prescripción de medicamentos y la emisión de órdenes de radiodiagnóstico y de laboratorio clínico. Con todo ello se mejora y humaniza la atención que damos a nuestra gente.

Discurso pronunciado en el Informe de Labores ante la LXXVI Asamblea General Ordinaria del Instituto.

México, D.F., enero 25 de 1995.

  • A la fecha, están registrados un total de 10 millones 264 mil 883 asegurados permanentes en todas las entidades del país. Esto corresponde también a una población beneficiaria de los servicios de salud y seguridad social de alrededor de 39 millones de mexicanos.


  • El incremento de asegurados en el periodo pasado (1994) corresponde a un 2.16%. De esta forma, el crecimiento del empleo formal estuvo por arriba del natural de la población.


  • Los ingresos durante el ejercicio de 1994 ascendieron a 42 mil 199 millones de nuevos pesos, mientras que los egresos totalizaron 37 mil 732 millones, lo que permitió elevar la disposición de reservas financieras en más de N$ 2 mil 863 millones, que son superiores en N$ 728 millones a lo comprometido en la Asamblea pasada. El monto de las prestaciones en dinero, que desde luego incluye las pensiones, fue de 10 mil 838 millones de nuevos pesos.


  • En 1995, los ingresos del Instituto, con base en indicadores macroeconómicos y lineamientos específicos proporcionados por las autoridades hacendarias, estimamos ascenderán a 46 mil 572 millones de nuevos pesos. Este monto representa un incremento del 10.4% respecto al año anterior. El gasto total del Instituto se calcula, ascenderá a 43 mil 262 millones de nuevos pesos.


  • En 1994 se mantuvo el crecimiento de la infraestructura a un ritmo notable. Se ejerció un presupuesto de obras y equipamiento de N$1,220 millones.


  • En virtud de este esfuerzo de incremento en la capacidad instalada del Instituto, el IMSS cuenta a la fecha con un total de 1,495 unidades de medicina familiar, 227 hospitales generales y 42 hospitales de alta especialidad.


  • Este avance significa un importante crecimiento de la infraestructura en todos los niveles. En el primer nivel de atención, se construyeron 93 Unidades de Medicina Rural y de medicina familiar.


  • En el segundo nivel, que atiende los padecimientos de mediana complejidad y frecuencia alta, se alcanzó en el año pasado la meta de construir, equipar y poner en funcionamiento 12 hospitales; logro notable de los que corresponden 5 al régimen ordinario y 7 al Programa IMSS Solidaridad.


  • En lo que respecta a los servicios de salud otorgados a los derechohabientes, el número total de consulta fue de casi 92 millones durante el año.


  • En el periodo que se informa, se registró un total de 1 millón 943 mil egresos hospitalarios, se realizaron más de 1 millón 260 mil intervenciones quirúrgicas, y se atendieron más de 755 mil partos.


  • En nuestras instalaciones, realizaron sus estudios de posgrado 6,174 médicos residentes. Se cubrieron 2,316 plazas de alumnos de medicina en internado de pregrado. Se formaron 1,291 enfermeras generales y 1,274 especialistas.


  • Contamos actualmente con 210 investigadores de tiempo completo, realizando investigación científica y técnica que se complementa con el trabajo que en este rubro realizan nuestros médicos.


  • En materia de salud pública, en 1994 se consolidó el programa de vacunación universal, lográndose un 94% de cobertura con esquema completo de vacunación a cerca de 5 millones de niños, con lo cual se contribuyó a la erradicación de la poliomielitis y a disminuir en más del 50% la mortalidad por diarreas en menores de 5 años.


  • En 1994 se avanzó en la oferta de servicios por medio del modelo de guarderías participativas, siendo la capacidad actual del sistema en su conjunto de 455 guarderías, que atendieron a 61,585 niños.


  • éxito destacado es la disminución del ausentismo no programado, que confirma su tendencia a la baja, con una reducción de 13% respecto al periodo anterior.


  • Se concluyeron negociaciones con el INFONAVIT, cuyo resultado ha sido la obtención de 7 mil 367 créditos para vivienda en 1994 para beneficio de nuestros trabajadores.


  • La eficiencia en la administración institucional es fundamental, ya que los costos de la salud avanzan más velozmente que otros ramos de la actividad comercial; las exigencias de la nueva pirámide poblacional se hacen evidentes en el dispar crecimiento de asegurados y pensionados, así como en el entorno de apertura económica la cual introduce elementos de competitividad que de ignorarse, afectan a la planta productiva nacional.


  • Es por esto que a la par del saneamiento financiero, el esfuerzo de la administración institucional se ha enfocado a la modernización de sus sistemas y de su estructura, a fin de funcionar más eficientemente y ser así capaz de ofrecer, a costos de operación más bajos, mejores servicios en el presente y futuro.


  • La automatización de los laboratorios clínicos, de la administración hospitalaria, de la vigilancia epidemiológica, del sistema de abastecimiento, de las áreas normativas y los sistemas administrativos ha contado con la incorporación de modernos equipos y sistemas de cómputo con miras a la integración de la red institucional de comunicaciones. En estos meses, la sistematización trasciende el ámbito estrictamente financiero del IMSS para apoyar la labor de todas las áreas operativas institucionales.


  • El programa de Nueva Tarjeta de Afiliación es parte central de la modernización institucional. Permite, mediante una tarjeta con banda magnética, agilizar el acceso a los servicios, conociéndose de manera inmediata la vigencia de los derechos adquiridos y evitando costosos abusos. A la fecha se han emitido ya 16 y medio millones de tarjetas, lo que significa un gran avance de sistematización, para beneficio directo de usuarios y prestadores de servicios.


  • En 1994 se concluyeron 71 Unidades de Medicina Rural, como apoyo fundamental para seguir avanzando en el combate a la marginación y la pobreza.


  • IMSS-Solidaridad: El Programa alcanza 3,425 Unidades de Medicina Rural y 64 Hospitales Rurales que ofrecen sus servicios a once millones de mexicanos que viven en 4,458 comunidades apartadas y en situación de pobreza.


  • Los avances del Programa en materia de participación de la comunidad en el auto cuidado de la salud son dignos de mención. Baste señalar que además de los más de 12,700 comités de salud y solidaridad que funcionan como órganos de gestoría local, más de 7,300 pequeñas localidades cuentan ya con voluntarios que han recibido la capacitación adecuada para funcionar como asistentes rurales de salud al servicio de sus vecinos y familiares.


  • El Programa IMSS-Solidaridad, en las 17 Entidades donde opera, brinda servicios de salud a población que de otra manera difícilmente tendría acceso a ellos. Con costos de operación bajos, y con un profundo y amplio trabajo comunitario, este Programa se ha traducido en un brazo social del Gobierno Federal que se convierte en atención de calidad y seguridad para los campesinos mexicanos.

Discurso pronunciado en el Informe de Labores ante la LXXVIII Asamblea General del Instituto.

México, D.F., enero 24 de 1996.

  • Como preveíamos hace un año, durante 1995 nuestro país enfrentó una situación económica adversa que afectó a la planta laboral, lo que repercutió negativamente en nuestra afiliación e ingresos. Durante los primeros siete meses del año se registró una fuerte caída en el número de trabajadores permanentes de distintas ramas productivas, afortunadamente en los meses siguientes dicha tendencia negativa se revirtió. En el segundo semestre del año, la economía mexicana comenzó a mostrar signos alentadores de recuperación que incidieron favorablemente en el empleo nacional, lo que permitió que durante todos y cada uno de los últimos cinco meses del año aumentara la afiliación de trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social.


  • Al 31 de diciembre de 1995, el número de asegurados totales en el IMSS es de 10, 931,810, población inferior en 5.4% a los registrados en diciembre de 1994.


  • Al terminar 1995, el IMSS protege a una población derechohabiente de 34, 323,844 millones de mexicanos, a los que hay que añadir casi 2.5 millones de personas que se beneficiaron de la conservación de derechos a los trabajadores desempleados y sus familiares.


  • Los ingresos acumulados del Instituto de enero a diciembre de 1995 ascendieron a 48,034 millones de pesos, este monto representa un incremento de 3.1 % con respecto a lo que se preveía hace un año.


  • En el mismo período los egresos ascendieron a 46,413 millones de pesos, significando esto un 7.2% por arriba de lo presupuestado.


  • Los esfuerzos de contención de costos y de eficiencia permitieron detener el crecimiento de los egresos, así como cumplir con nuestras obligaciones legales incrementando las reservas actuariales en 1,399 millones de pesos.


  • En lo que respecta al ejercicio de 1996, los ingresos del Instituto presupuestados con base en indicadores macroeconómicos proporcionados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, permiten estimar que los ingresos ascenderán a 56,330 millones de pesos. Esto significa un incremento del 18% con respecto al año anterior. Por otra parte, el gasto total del Instituto se calcula ascenderá a 56,531 millones de pesos.


  • Como se puede notar, esto significa que, por primera vez, el IMSS presentará una diferencia negativa entre ingresos y egresos de 201 millones de nuevos pesos. Esta situación que para muchos parecía lejana, en 1996, desafortunadamente, será una realidad. Estos reveladores datos confirman que era impostergable realizar una profunda reforma que le diera viabilidad financiera al Instituto Mexicano del Seguro Social.


  • En 1995, dadas las condiciones económicas, el presupuesto para obras y equipamiento fue de solamente 1,169 millones de pesos, lo que representó una caída en términos reales del 34% con respecto a lo ejercido en 1994. En este contexto, los recursos se emplearon principalmente en terminar las obras en proceso y en tratar de abatir el rezago en la reposición de los equipos. Se debe tener en cuenta que el mobiliario y equipo con que cuenta la Institución tiene una edad promedio de 17 años, lo que supera en más de siete a la vida útil que se tiene esperada de los mismos.


  • El reto es aprovechar mejor los recursos disponibles, pero también encontrar novedosas vías alternas que permitan superar esta preocupante insuficiencia.


  • La atención a la salud de los trabajadores y sus familias ocupa el principal lugar entre las actividades institucionales, de las cuales destacan:


  • Las campañas de prevención, que en el campo de la salud comunitaria permitieron que por quinto año consecutivo no se presentaran casos de poliomielitis; tampoco de difteria, así como se redujo el riesgo de enfermar por sarampión.

  • La detección oportuna y el control temprano de enfermedades crónico degenerativas no sólo ayudó a incrementar la esperanza de vida de los derechohabientes, sino que también disminuyó las complicaciones propias de estos padecimientos.

  • Las acciones preventivas de salud en el trabajo favorecieron a más de 5 millones de trabajadores, con lo que se redujo el promedio de días de incapacidad derivados de riesgos de trabajo, redundando en beneficios económicos para las empresas y el mismo Instituto.


  • En el ejercicio de 1995, el número total de consultas fue de 96, 587,246, correspondiendo el 66% a Medicina Familiar, 15% a Especialidades, 15% a Urgencias y 4% a Consultas Dentales. Por otra parte, en hospitalización se registraron 1, 952,453 egresos, se realizaron 1, 303,097 intervenciones quirúrgicas y se atendieron casi 710 mil partos.


  • El Instituto también aporta al desarrollo tecnológico y científico de nuestro país mediante sus programas de investigación y estudio. Actualmente, el IMSS cuenta con 209 investigadores de tiempo completo, de los cuales 131 están reconocidos y reciben beca del Sistema Nacional de Investigadores.


  • Durante el periodo enero-diciembre de 1995 se pusieron en operación 11 guarderías, con lo que la infraestructura del IMSS en esta materia alcanzó las 470 unidades en las que se atendieron el año pasado 64,500 niños.


  • Darle atención médica a 700,000 personas todos los días y pagar 38 millones de pesos de prestaciones en dinero diariamente a nuestros asegurados; así como recibir a 64,500 niños entre otras muchas acciones, implica un enorme esfuerzo humano y una gran capacidad organizativa y de operación.


  • El Programa IMSS-Solidaridad, financiado totalmente con recursos del Gobierno Federal se ha convertido en vía efectiva para elevar los niveles de salud y bienestar de millones de indígenas y campesinos mexicanos. Durante 1995 nos empeñamos en incrementar la infraestructura física del Programa, entregándole a la población marginada 72 nuevas Unidades de Medicina Rural, así como 5 Hospitales Rurales.


  • Se incrementaron en 3 mil los comités de salud para hacer un total de más de 16 mil. El número de promotores voluntarios rurales ascendió a 102,928.


  • Especial mención merecen los esfuerzos desplegados por el Programa en el Estado de Chiapas. En dicha Entidad se cumplió al 100% con el compromiso del Presidente Ernesto Zedillo: ya se encuentra en operación el Hospital Rural de Altamirano y se construyeron y entregaron a los indígenas chiapanecos 26 nuevas unidades de medicina rural; las 35 unidades que habían sido cerradas por el conflicto ya se encuentran trabajando activamente.


  • En marzo de 1995 se publicó el Diagnóstico IMSS, a partir del cual se abrió un proceso plural y transparente de análisis y discusión acerca de las vías por las cuales habríamos de preservar nuestras fortalezas y superar nuestras debilidades e insuficiencias.


  • Para encauzar este proceso y concretar el nuevo rumbo de la Institución se creó la Comisión Tripartita para el Fortalecimiento y Modernización de la Seguridad Social integrada por los representantes del Congreso del Trabajo y del Consejo Coordinador Empresarial, así como del Gobierno. Los trabajos de dicha Comisión desembocaron en el documento Propuesta de Alianza para el Fortalecimiento y Modernización de la Seguridad Social que obreros y empresarios le entregaron al Presidente de la República.


  • Tomando en consideración dicha propuesta, el 9 de noviembre del año pasado, el titular del Poder Ejecutivo envió una Iniciativa de nueva Ley del Seguro Social a la Cámara de Diputados encaminada a fortalecer la Seguridad Social en su carácter solidario y redistributivo, amplio, integral y público, así como a darle solidez financiera al Instituto a la vez de fomentar el empleo y el ahorro interno nacional. Dicha Iniciativa generó un amplio, responsable y fructífero debate que permitió el enriquecimiento de la misma, de tal forma que en el mes de diciembre pasado fue aprobada en ambas Cámaras para que a partir del primero de enero de 1997 entre en vigor la nueva Ley del Seguro Social.


  • Se crea un nuevo sistema de pensiones más justo, más transparente, que brindará mejores pensiones a la vez que se impulsa decididamente el ahorro interno generador de empleos y el crecimiento económico. Patrones y trabajadores disminuyen sus contribuciones a la Seguridad Social con lo que también se alienta el incremento de la planta laboral y de los salarios. El Gobierno aumenta su participación fortaleciendo el carácter público de la Seguridad Social, contribuyendo a desgravar la nómina y garantizando la suficiencia de recursos para las prestaciones y servicios que brinda el IMSS.


  • Se establecen incentivos claros para que los patrones inviertan en la seguridad en las empresas y con ello se logre disminuir los riesgos laborales en beneficio no sólo de los trabajadores, sino también de los empresarios. Asimismo, se fortalece y se amplían los servicios de guarderías y prestaciones sociales.


  • En enero del año que se informa dio inicio el proceso de Reorganización Administrativa del Instituto con el cual se busca optimizar el uso de los recursos, agilizar la capacidad de respuesta, acercar la facultad de solucionar problemas a donde éstos se gestan y especialmente mejorar el servicio que prestamos elevando los niveles de satisfacción de nuestros derechohabientes.


  • De esta forma se modificó la estructura orgánica del IMSS fortaleciendo la responsabilidad de planeación y control del área central e impulsando la desconcentración de las funciones operativas hacia las delegaciones regidas a través de siete direcciones regionales.


  • Con este reordenamiento estructural, se desconcentraron facultades tanto del nivel central a las delegaciones como de estas últimas hacia las subdelegaciones y unidades de servicio, propiciando con ello una reducción de 207 órganos del nivel central, es decir, más del 50%, lo cual se vio reflejado en una disminución de los órganos en el ámbito delegacional y en las 135 subdelegaciones administrativas.


  • De igual forma se avanzó decididamente en la desconcentración de procesos, alcanzándose 182 de 207 que contempla el programa, es decir un 88% del total.


  • Seguiremos trabajando de manera conjunta con el Sindicato en el Programa de Medicina de Familia que busca transformar el primer nivel de atención, en el cual se resuelven el 85% de los padecimientos, a fin de mejorar el servicio y ampliar las perspectivas profesionales del médico de familia del Instituto.


  • En cuanto a los servicios médicos de manera prioritaria se pondrán en marcha los siguientes programas: Unidad de Medicina Familiar de Excelencia; Productividad Hospitalaria; Fortalecimiento del Sistema de Referencia y Contrarreferencia; Promoción de la Salud y Medicina Preventiva, especialmente en lo que se refiere a Salud Reproductiva y Materno Infantil, así como Salud en el Trabajo; y por supuesto el Programa de Reequipamiento de Unidades Médicas.

Discurso pronunciado en el Informe de Labores ante la LXXX Asamblea General del Instituto.

Los Pinos, enero 29 de 1997.

  • En nuestras guarderías se otorga atención a 66 mil niños; en el desarrollo, al darle protección a casi 37 millones de derechohabientes; en el servicio médico que se brinda diariamente a 700 mil personas, y ante eventualidades, cuando se hace presente el infortunio, ahí está el IMSS ya que en un año se pagan más de 44 millones de días subsidiados a trabajadores que tienen algún percance; asimismo, somos seguridad en la vejez al cubrir mensualmente la pensión y los servicios médicos de más de I millón 600 mil trabajadores retirados.


  • Trabajadores, empresarios y Gobierno emprendimos un proceso de reforma que se ha llevado a cabo a través de dos vertientes.


  • La primera encaraba la necesidad de contar con un nuevo marco jurídico que permitiera, antes que nada, garantizar la permanencia de la Institución y su carácter humanista, profundizando su sentido de justicia, dándole bases más sólidas e incrementar su capacidad de brindar servicios al recuperar la viabilidad financiera que ya había perdido; mejorar su esquema de prestaciones y beneficios, y modificar su estructura de incentivos a fin de fomentar el empleo y el ahorro interno, así como el correcto cumplimiento de las obligaciones de los aportantes.


  • La segunda vertiente consistió en dar inicio a una decidida reorganización administrativa que atacara los problemas de gigantismo que aquejaban al IMSS; que incorporara una administración moderna y eficaz que pudiera agilizar la capacidad de respuesta y acercara la toma de decisiones hacia donde se gestan los problemas.


  • Al 31 de diciembre de 1996, el IMSS protege a 36 millones 996 mil derechohabientes, cifra derivada de que a la misma fecha se tienen registrados a 11 millones 895 mil 198 asegurados. Cabe señalar que de éstos, el número de asegurados trabajadores permanentes es de 9 millones 163 mil 459, cifra histórica para el Instituto.


  • Dados los niveles de empleo y salario que se presentaron, en 1996 el Instituto obtuvo un ingreso de operación de 58,881 millones de pesos, cifra superior en 22.6% con respecto a 1995 y 4.3% con relación a lo anunciado en el último informe; es decir, nuestro compromiso de recaudación se superó ampliamente.


  • Por otra parte, al 31 de diciembre de 1996, los egresos ascendieron a 57,898 millones de pesos, lo que significa que el ejercicio se mantuvo dentro de los límites del presupuesto autorizado.


  • Es preciso señalar que de la suma total de egresos se destinaron 26 mil 435.9 millones de pesos a servicios de personal; 18,237 millones para cubrir prestaciones económicas; a consumo de bienes, es decir medicamentos y material de curación, 6,845.9 millones; 2,064.8 millones de pesos a servicios generales, y a conservación 647.7 millones de pesos.


  • Cabe señalar que gracias al fortalecimiento de la recaudación y el control del gasto, el déficit que se proyectó hace un año se transformó en un superávit de 703.7 millones de pesos.


  • Al 31 de diciembre de 1996, el IMSS contaba con reservas líquidas de 4,622.9 millones de pesos. Es de resaltarse el manejo financiero que se dio a las mismas a lo largo de 1996, ya que se obtuvo una rentabilidad promedio a lo largo del año de 32%, lo que significó una ganancia de 1,536 millones de pesos.


  • Durante 1996, el IMSS siguió creciendo para contar con una mayor infraestructura en beneficio de su población derechohabiente. En el año se construyeron cuatro unidades de medicina familiar y se realizaron obras de mejoramiento en otras seis. Además, se ampliaron y remodelaron seis unidades hospitalarias de segundo nivel y otras seis en el tercer nivel, finiquitando el Hospital de Especialidades de Monterrey. Como resultado de estos trabajos, el IMSS cuenta hoy con un total de 1,570 unidades médicas del régimen ordinario.


  • Durante 1996 se registraron más de 100 millones de consultas; se realizaron aproximadamente I millón 200 mil intervenciones, lo que se tradujo en un promedio de 3,287 cirugías por día, y se registraron I millón 880 mil egresos hospitalarios. Cabe destacar que el número de consultas otorgadas es un máximo histórico que representa un incremento con respecto a 1995 de 21%.


  • En nuestros Hospitales nacieron, durante 1996, cerca de 700 mil niños, lo que representa un promedio de 80 niños por hora. Adicionalmente, se practicaron en el año 87.3 millones de análisis clínicos, 9.6 millones de estudios radiológicos y 5 millones de sesiones de rehabilitación.


  • Es importante resaltar los logros alcanzados en materia de control del cólera, ya que durante el año se presentaron tan sólo 139 casos, lo que representa una disminución de 97% con respecto a 1995.


  • En un contexto humanista y con un enfoque de protección a la salud se ha logrado incrementar la cobertura prenatal a 6.9 atenciones, en tanto que las puerperales han alcanzado 50.2% en relación con los partos atendidos. Lo anterior propició la disminución en la mortalidad materno-infantil, hecho que se constató con la certificación de 93% de los Hospitales del IMSS por la UNICEF.


  • Vale la pena enfatizar que 25% de las publicaciones científicas nacionales en el área de la salud proceden de trabajos realizados en el Instituto.


  • Al 31 de diciembre de 1996, el IMSS protegía a 1 millón 602 mil 629 pensionados, así como a sus familiares, lo que representa un incremento de 5.3% con respecto a 1995.


  • La erogación por concepto de pensiones ascendió a 13 mil 261 millones de pesos en el mismo periodo, lo que implica un incremento por encima de 35%. Estas cifras confirman la tendencia creciente en el número y el acelerado gasto de pensiones, como fue indicado en el Diagnóstico IMSS, constituyéndose entre las principales circunstancias que hacían urgir la necesidad una nueva Ley del Seguro Social.


  • El presupuesto total del ejercicio 1996 ascendió a 1,972 millones de pesos. Se concluyeron nueve unidades médicas rurales en los estados de Chiapas y Michoacán; se transfirieron 29 unidades médicas rurales y tres Hospitales pertenecientes al Plan Henequenero Yucatán, y se incorporó el Hospital de Matamoros en la Comarca Lagunera.


  • Se opera una red regionalizada de servicios integrada par 3,563 unidades médicas rurales y 68 Hospitales rurales, infraestructura con la que se da atención a 10.9 millones de solidariohabientes que radican en más de 14 mil localidades pertenecientes a 17 Entidades Federativas.


  • Programa IMSS-Solidaridad: En 1997 se refrendará el compromiso con los grupos desprotegidos de este país, para lo cual el programa contará con un presupuesto total de 2,254 millones de pesos. Seguiremos trabajando intensamente para otorgar un mejor servicio, así como incrementar la infraestructura y participar en la superación de las carencias en materia de salud.


  • Para cumplir de mejor manera con las responsabilidades institucionales, a principios de 1996 el trabajo del IMSS se enmarcó en tres líneas estratégicas cuyo propósito era avanzar en la indispensable reforma a la Seguridad Social. Las líneas trazadas fueron: concretar el programa de instrumentación de la nueva Ley del Seguro Social; avanzar en el cambio estructural mediante el programa de modernización administrativa, y continuar por el camino de la eficiencia operativa y la mejora en la calidad de los servicios.


  • Se ha procedido a modificar 1,700 programas de cómputo, que representan 75% de todos los que tiene el IMSS; asimismo, se concluyó en el mes de octubre la actualización del Catálogo Nacional de Asegurados que se convertirá en la base de Datos Nacional del SAR. De igual forma, se avanzó en la instalación de la red nacional de telecomunicaciones IMSS.


  • Con satisfacción se cumplió con el compromiso establecido con los trabajadores mexicanos, al haberse avanzado en el establecimiento de la Afore IMSS, la cual será denominada Afore XXI. Afore XXI operará ofreciendo la debida seguridad de las inversiones de sus afiliados. Se apegara a estrictos principios de competitividad, rentabilidad y productividad, que garantizarán a los asegurados un manejo transparente y responsable de sus recursos, siendo de esta manera una opción social y confiable para los trabajadores.


  • Las acciones emprendidas bajo la línea de modernización institucional tienen por objeto concreto avanzar hacia una administración más eficiente, que preste servicios con menores costos, a través de la incorporación de tecnología de punta y una estructura con fortalecida capacidad de control. En la definición y el avance de lo que significa la modernización institucional, se ha utilizado la metodología de la planeación estratégica y de la administración por procesos, lo que también ha permitido involucrar, en la dinámica de transformación, a diferentes niveles e instancias del quehacer institucional. Una de las metas más importantes ha sido lograr que los niveles regional, delegacional e inclusive que cada unidad operativa, alcancen gradual y progresivamente su autonomía de gestión e incrementen su autoridad y responsabilidad en la administración de los recursos con que cuentan.


  • Con el propósito de optimizar el manejo de las reservas y los flujos de recursos del IMSS se dio inicio a un programa de modernización de los procesos de Tesorería, fortaleciendo las funciones de monitoreo y control de los riesgos de crédito y mercado, así como aquéllas de planeación y análisis financiero del presupuesto de ingresos, además de que se cuenta ya con un instructivo de inversiones y financiamiento en el que se enuncian las políticas, los procedimientos y límites estrictos para regular la administración y operación del manejo de las reservas y el efectivo.


  • Dentro de la modernización de sistemas, uno de los rubros que mayor atención ha recibido es el referente al Sistema de Abasto. Surtir mensualmente 8 millones de recetas médicas y distribuir en el mismo periodo más de 32 mil toneladas de medicamentos y material de curación.


  • Dentro de este fortalecimiento, es conveniente señalar que a partir de octubre de 1996 se incluyó como medida adicional el Reporte de Gestión, importante documento en el que se contiene una evaluación de los indicadores institucionales referentes a cada uno de los programas en marcha, así como de la operación institucional. Dicho reporte, que aparece bimestralmente, representa un esfuerzo extraordinario para tener mejor control y oportuna información sobre las múltiples y diversas actividades que cotidianamente realiza el Instituto.


  • Nuestra tarea durante 1997 se centrará en proseguir con el fortalecimiento institucional, principalmente a través de las líneas de trabajo que se señalaron desde el año pasado a efecto de consolidarlas: primero, continuar instrumentando las adecuaciones necesarias para cumplir con los compromisos que entraña la nueva Ley; segundo, avanzar con notorios resultados en la modernización; y tercero, elevar los niveles de eficiencia operativa y calidad en el servicio. 1997 habrá de ser el año de la consolidación del cambio.


  • Es indispensable fortalecer todos los nuevos procesos de afiliación, emisión, cobranza y fiscalización, así como el pago de prestaciones económicas para que la entrada en vigor de la nueva Ley se dé en las mejores condiciones posibles.


  • En congruencia con el nuevo federalismo, continuaremos impulsando decididamente la autonomía de gestión de regiones, delegaciones e inclusive de unidades, pues estamos convencidos de que la desconcentración operativa es indispensable para establecer incentivos a prestar un mejor servicio, aprovechando las capacidades y potencialidades de todos nuestros trabajadores, instalaciones y recursos.


  • Seguiremos trabajando para contar con sistemas y tecnología informática de punta, que aplicaremos a funciones sustantivas como afiliación, vigencia de derechos y cobranza, así como la implantación de un sistema de información y análisis de gestión para el control de manejo de efectivo, fondos, dispersión diaria, conciliación bancaria y planificación del flujo de caja.


  • Los ingresos presupuestados para 1997 ascenderán a 74 mil 949 millones de pesos, cifra que representará un incremento de 27.3% con respecto al año anterior; es decir, casi 13 puntos por arriba de la inflación. De esta cifra, 64 mil 2 millones corresponden al pago de cuotas obrero, patronal y estatal; además, vía transferencias del Gobierno Federal se contará con 8 mil 348.5 millones para las pensiones en curso de pago, y por ingresos diversos, 2 mil 599 millones de pesos.


  • Es de resaltarse el incremento en la aportación estatal de recursos al Instituto, ya que en comparación con 1996, su participación se incrementa en 700%, al pasar de 2,641.3 millones a 21,379.1 millones para 1997.


  • Se tiene contemplado hacer entrega durante el primer semestre de este año de 9,310 bienes de inversión, dentro del Programa de Sustitución de Mobiliario y Equipo, independientemente de que se equiparán 52 obras nuevas del Programa de Construcciones, acciones que, sin lugar a dudas, coadyuvarán a mejorar los servicios que nuestros derechohabientes demandan, en tanto que en relación con el incremento de la infraestructura médica, para 1997 se realizarán 30 obras nuevas, entre las que destacan el Hospital general de zona ubicado en Ciudad Azteca en el Estado de México y el Hospital de Manzanillo, Colima. Asimismo, durante el presente año se remodelarán 22 instalaciones más.

Discurso pronunciado ante la LXXXII Asamblea General del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Los Pinos, febrero 27 de 1998.

  • Las vertientes en que se ha desarrollado nuestra labor desde 1995, cuando se emprendiera la profunda y trascendental reforma a la Seguridad Social, han sido: concretar la vigencia de la nueva Ley, proceso que terminó el pasado 1º de julio; avanzar en la modernización del Instituto; llevar a cabo una reorganización administrativa; además de instrumentar Programas Básicos de Eficiencia Operativa y Calidad en el Servicio.


  • Bajo la anterior Ley, el Gobierno Federal hubiera contribuido en 1998 únicamente con el 4% de los ingresos totales de la Institución pero, en virtud de la vigente, este año aportará el 43% de los ingresos en efectivo, incluidas las pensiones en curso de pago. Lo anterior significa que de 1996 a 1998 el Gobierno Federal incrementó su participación en 13 veces, pasando de 2 mil 753 millones de pesos, a 36 mil 818 millones.


  • El nuevo sistema de pensiones está en marcha; a menos de un año de vigencia, más de 11 millones de trabajadores han elegido ya Administradora de Fondos para el Retiro, además de que ha profundizado en el principio solidario a través de la cuota social. Destacamos asimismo el hecho de que las pensiones otorgadas al amparo de la nueva Ley, ya sea por invalidez, muerte o riesgo de trabajo, han sido superiores a las que se hubieran cubierto con base en la Ley anterior, lo que confirma las ventajas del cambio realizado.


  • Con respecto a la modernización institucional emprendida, ésta es patente en la simplificación de los procesos, principalmente por la incorporación de tecnología de punta como la nueva red nacional de telecomunicaciones IMSS; la actualización de mil 700 programas de cómputo; la renovación de subdelegaciones; la puesta en operación de sistemas electrónicos de información; la instalación de internet e intranet; los nuevos sistemas de guarderías y pensiones; el programa IMSS desde su Empresa; el nuevo programa de auditoría a patrones; la simplificación del pago de cuotas a través del Sistema único de Autodeterminación, SUA; y los sistemas de control de informática jurídica.


  • Se realizaron aproximadamente 300 millones de consultas otorgadas en estos tres años; en las más de 3 millones 800 mil intervenciones quirúrgicas practicadas y los más de 5 500 mil egresos hospitalarios registrados.


  • En un contexto humanista y con un enfoque de protección a la salud materna es importante destacar que se ha logrado incrementar en 1997 el número de consultas de vigilancia prenatal a 4 millones 474 mil 4 consultas, con un promedio de 6.9 consultas por embarazo.


  • En cuanto al control de enfermedades prevenibles por vacunación, cabe destacar que a lo largo de estos tres años se han aplicado cerca de 84 millones de vacunas, obteniendo con ello resultados altamente satisfactorios, entre los que cabe mencionar el haber mantenido en tasa cero la poliomielitis y por debajo de su caudal endémico a la tosferina, el tétanos neonatal y la tuberculosis meníngea.


  • Al término de 1997, el IMSS protegía a 1 millón 680 mil 510 pensionados, 17% más que al inicio de 1995; lo que confirma el aumento en la esperanza de vida de los mexicanos y de ahí el crecimiento acelerado del número de pensionados, con la consecuente proporción en el gasto. La erogación por este concepto ha pasado de 7 mil 242 millones de pesos en diciembre de 1994 a 17 mil 586 millones en 1997, lo que significa un incremento del 143%, que confirma la pertinencia de la reforma del sistema pensionario.


  • Mediante el Programa IMSS-Solidaridad, en 1997 se atendió a cerca de 11 millones de mexicanos en condiciones de pobreza, campesinos e indígenas, a través de una red regionalizada de servicios integrada por 3 mil 539 unidades médicas rurales y 68 Hospitales rurales.


  • En el año, se otorgaron a campesinos e indígenas 12 millones 286 mil 358 consultas; se registraron 158 mil 989 partos y 223 mil 408 egresos hospitalarios; se realizaron 115 mil 473 intervenciones quirúrgicas; y se efectuaron 3 millones de estudios de laboratorio y rayos X.


  • El IMSS se une decididamente al Programa de Educación, Salud y Alimentación, PROGRESA, del Gobierno Federal, que vincula estrechamente estos tres componentes fundamentales para superar el círculo vicioso de la pobreza. A la fecha el PROGRESA ya se está aplicando plenamente en el ámbito del Programa IMSS Solidaridad, beneficiando a 68 mil 952 familias residentes en mil 191 localidades.


  • A estas acciones se suman las del proyecto denominado Paquete Básico de Salud Escolar en el medio rural, que ha cubierto a 3 mil 369 escuelas, en las que se valoraron a 338 mil 729 escolares y se efectuaron 19 mil 291 acciones de mejoramiento de las escuelas.


  • En los centros médicos del Instituto para atender a la población rural marginada se valoraron 6 mil 439 pacientes y se hicieron mil 31 intervenciones quirúrgicas de alta especialidad.


  • El Programa IMSS-Solidaridad contará, en 1998, con un presupuesto financiado íntegramente por el Gobierno Federal de 3 mil 122.7 millones de pesos, superior en 28% al de 1997.


  • Al 31 de diciembre de 1997, el IMSS protege a 39 millones 461 mil 964 derechohabientes, cifra derivada de que a la misma fecha se tienen registrados a 12 millones 713 mil 824 asegurados. Cabe señalar que de éstos, el número de asegurados trabajadores permanentes es de 9 millones 837 mil 356, cobertura alcanzada gracias a la recuperación de la fuerza laboral, ya que en el año esta creció en un 7.4%. Lo anterior significa que en 1997 se generaron 673 mil 897 empleos formales permanentes.


  • Al cierre de todo el ejercicio presupuestal de 1997, como consecuencia de la recuperación en el nivel de empleo y los avances en nuestro sistema de cobranza, se tuvo en ingresos un resultado de operación de 72 mil 422 millones, cifra superior en 1.5% con respecto al presupuesto modificado y en 8.7% en relación al presupuesto original.


  • Durante 1997 se le dio especial énfasis al programa de equipamiento. La sustitución de equipo, dado su grado de antigüedad, ha sido una de nuestras principales preocupaciones. Al 31 de diciembre se hizo entrega de 40 mil 144 bienes para equipar 62 obras y 28 mil 259 para la sustitución de equipo, mismos que coadyuvaron a mejorar la oportunidad en los servicios.


  • De la infraestructura física construida destaca la terminación de 34 obras relevantes en 22 Delegaciones del sistema, que incluyen 11 nuevas unidades del primer nivel con un total de 57 consultorios de medicina familiar y la ampliación y remodelación de 13 Hospitales. Con estas acciones, más de 2 millones de derechohabientes reciben los beneficios al ampliar y mejorar las instalaciones del patrimonio inmobiliario.


  • Para 1998, el Instituto contará con un presupuesto de ingresos en efectivo equivalente a 87 mil 265 millones de pesos, en tanto que el gasto en efectivo ascenderá 85 mil 235 millones de pesos. Este gasto es equivalente a 2.2 puntos porcentuales del PIB.


  • 1998 marca el inicio de un Programa de Inversiones ciertamente ambicioso, aunque hay que reconocer que la magnitud del rezago y la evolución de la demanda de servicios, exigen destinar a este rubro crecientes recursos año con año. El presupuesto aprobado asciende a 2 mil 994.2 millones de pesos, lo que significa un incremento con respecto al año anterior del 53%. De este total, 871.2 millones corresponden a construcciones, lo que representa un 95% más; 1,100 millones a conservación; es decir, 50% adicional; y 1,023 millones a la adquisición de equipo, fundamentalmente médico, con un incremento del 32%.

 

 

 

© 2011 Derechos Reservados